Ahorro a largo plazo

Planificación del Ahorro de cara a la jubilación

La planificación del Ahorro de cara a la jubilación

Una preocupación que va ganando fuerza es la de la planificación del ahorro de cara a la jubilación, de todos es conocida la situación actual del Sistema de Pensiones en España. Las previsiones que los expertos han establecido sobre la viabilidad del mismo y su sostenibilidad en el tiempo no son muy esperanzadoras.

¿Cuál es la previsión de nuestra pensión?

En Europa la tasa de sustitución (es decir la proporción entre el último salario en activo y la pensión de jubilación) está situada en torno al 60%. Esto quiere decir que una persona que está en activo, al día siguiente de jubilarse cobrará el 60% de su último salario, con el tope de la pensión máxima.

Los trabajadores por cuenta ajena sufrirán un impacto mayor, cuando mayor sea su nivel de ingresos por IRPF. En el caso de los trabajadores Autónomos el impacto es aún peor.

Conviene pues ocuparse, de constituir un ahorro a largo plazo.

Canalizar el ahorro a largo plazo.

Con ello conseguiremos aumentar nuestro patrimonio aprovechando los distintos productos financieros y aseguradores que existen. Hay ciertas cuestiones que deberemos resolver para poder planificar nuestro ahorro.

  1. Determinar cuál es nuestro perfil de Inversor.
  2. Responder a la pregunta ¿dónde estoy?.
  3. ¿A dónde quiero ir?
  4. ¿De cuánto tiempo dispongo?
  5. ¿Cuánto riesgo estoy dispuesto a asumir?
  6. ¿Prefiero navegar solo o con la ayuda de un profesional?

Opciones que ofrece el mercado asegurador

Dentro del mercado asegurador existe una gran gama de productos que satisfacen de forma integral las necesidades de cualquier persona que se plantee una planificación a largo plazo de su ahorro.

Las más importantes son:

  • Planes y Fondos de Pensiones. (Conservadores, Moderados, Agresivos) con desgravación fiscal en las aportaciones.
  • Planes de Previsión Asegurado (Productos Asegurados). También tienen desgravación fiscal en las aportaciones.
  • Planes de Ahorro Garantizados.
  • PIAS. Ahorro a medio y largo plazo con posibilidad de exención fiscal de los rendimientos.
  • Unit Linked, las primas se invierten en fondos de inversión con un gran abanico de elección. Posibilidad en algunos de ellos de gestión delegada por parte de la entidad aseguradora, con un nivel alto de protección.

Lo más importante es saber qué producto se adapta mejor a nuestro perfil de riesgo y a nuestro horizonte de ahorro y no debemos preocuparnos por haber comenzado tarde, nunca es demasiado tarde para comenzar  a ahorrar para la jubilación.

¿Cuáles son los primeros pasos?

  • Ahorre más. Póngase como objetivo un 20% ó 30% adicional, según su edad.
  • La Ley del IRPF permite a los mayores de 50 años hasta 12.500 € anuales en aportaciones a los planes de pensiones y PPA. Ajuste sus otros gastos todo lo que pueda para maximizar las aportaciones a estos planes con deducciones fiscales.
  • Propóngase reinvertir el ahorro fiscal que le proporcionan los planes de pensiones. Una persona de 50 años con un nivel de renta por ejemplo de 60.000€ puede ahorrarse en impuestos 3.600€ anuales, que reinvertidos en un PIAS, acelerará la creación de un patrimonio y recuperar así una parte importante del tiempo perdido. Además los rendimientos de los PIAS pueden llegar a estar exentos totalmente a la hora de recuperar la inversión.