historial clínico

El historial clínico como herramienta

La profesión médica se basa fundamentalmente en la relación médico-paciente y debemos conocer bien nuestros derechos y deberes en materia de Responsabilidad Civil Médica. Uno de los temas sobre los que más consultas recibimos hace referencia a cómo estar correctamente asegurado para afrontar esta clase de demandas.

El número de casos en los que los médicos se encuentran sorprendidos por una demanda legal por parte de sus pacientes no deja de crecer y debemos conocer bien nuestros derechos y obligaciones para poder hacer frente a esta clase de contingencias.

Hoy hablaremos del potencial del historial clínico en estos procesos legales, muchos médicos no saben cómo actuar y desconocen el potencial que el historial clínico puede ofrecerles como herramienta de defensa ante estas demandas.

En el historial clínico queda registrada toda la relación del médico con el paciente así como todo lo relacionado con su salud. Su objetivo principal es cumplir una tarea asistencial en la que el médico centraliza toda la información que tiene sobre su paciente. Por otro lado también puede tener un uso médico legal.

Las historias clínicas tienen un gran valor jurídico en los procesos de demandas por incumplimiento de la Responsabilidad Profesional Médica. En estos casos servirá como prueba de todas las acciones realizadas por el médico en relación con un paciente concreto; a través de su estudio se puede obtener un análisis individualizado de los actos médicos realizados así como conocer la relación de profesionales que han interactuado con el paciente.

Si pasas por alto la realización de un historial clínico, no tendrás una manera efectiva de defenderte ante una demanda y además, podrías sufrir las siguientes consecuencias:

  • Mal praxis clínico-asistencial por no apegarte a la normativa legal.
  • Riesgo potencial de responsabilidad por perjuicios al paciente o a la institución.
  • Riesgo médico-legal objetivo, por ausencia del elemento de prueba fundamental en reclamaciones por negligencia médica.

Ahora que ya lo sabes, no olvides tener en orden tus historiales médicos, ya que éstos podrían serte de mucha ayuda en caso de una demanda legal.